Una mayor resolución le permite ver más a su alrededor y, por tanto, no se le escapará ningún enemigo. El campo de visión también se amplía porque el ojo humano percibe más detalles que con una resolución inferior. Si eres aficionado a los juegos de simulación de vuelo, te conviene elegir un monitor QHD para ver todos los detalles de la cabina. Otras ventajas son una mejor representación de las texturas y una mayor velocidad de fotogramas. La Ultra HD, la QHD y la HD funcionan según el mismo principio del proceso de renderizado. La tarjeta gráfica tiene que renderizar las imágenes para mostrarlas en tu monitor. Así que deberías considerar la compra de un monitor de juegos QHD si has invertido en una tarjeta gráfica 4K o piensas hacerlo pronto.

Si el dinero no es su límite, el Ultra HD (UHD) es, por supuesto, aún mejor. Sin embargo, los monitores UHD cuestan hasta tres veces más que los QHD. Además, todos los demás componentes de tu ordenador deben tener mucha más potencia para evitar cuellos de botella durante la creación de imágenes. Por eso aquí se habla de la resolución UHD.

¿Qué significa la resolución UHD?

La resolución 4K apareció por primera vez como estándar cinematográfico en 4096 por 2160 píxeles, de donde viene su nombre 4K. Pero en la electrónica de consumo se ha transformado en el formato de 3840 por 2160 píxeles, que no tiene cuatro mil en su especificación, pero esa resolución es cuatro veces la del Full HD (se pueden meter cuatro pantallas Full HD en una pantalla 4K). UHD (o Ultra High Definition) también significa 3840 por 2160 píxeles. A algunos les gusta mantener la distinción entre 4K y UHD, pero el término 4K se utiliza hoy en día para las consolas de videojuegos y los televisores con tanta frecuencia que ya se utiliza como acrónimo de la resolución 3840×2160.

Muchos fabricantes de diversos equipos ponen la etiqueta «4K UHD» en sus productos para cubrir ambas posibilidades a la vez, mientras que desde un punto de vista técnico la etiqueta «2160p» también podría utilizarse para denotar ambos tipos: 4K y UHD. El 4K contiene tantos píxeles (más de 8 millones) que no tiene sentido meterlos en la pantalla de un smartphone (aunque algunos lo han intentado). Sólo es probable que veas esta resolución en monitores y televisores de gran tamaño.

Resolución UHD para juegos

La Ultra HD, o 4K como se la conoce comúnmente, es el último estándar al que, literalmente, toda la industria se está esforzando por pasar. Los televisores 4K empezaron a llegar al mercado hace unos años, y ahora hay muchos monitores 4K, muchos de los cuales, sorprendentemente, no son tan caros. Como habrás adivinado, el 4K ofrece una claridad y una calidad de imagen excelentes. Sin embargo, dado el gran número de píxeles, la resolución requiere un hardware muy potente.

De hecho, solo las tarjetas gráficas potentes de alto rendimiento, como los últimos modelos RTX de Nvidia, pueden manejar esta resolución cuando se trata de ejecutar juegos AAA exigentes. Al mismo tiempo, incluso algunos modelos más antiguos y débiles -como la RX Vega 56, RX Vega 64, GTX 1080 Ti, GTX 1070 Ti- son capaces de ejecutar juegos en 4K, aunque la tasa de fotogramas será más baja y menos estable sin concesiones a otros ajustes gráficos.

En general, la UHD es el camino a seguir si valoras los efectos visuales por el rendimiento y puedes permitirte una GPU de alta calidad y un monitor 4K adecuado. Para la mayoría de la gente, sin embargo, algo más rentable será probablemente una mejor opción.

Resolución UHD para ver contenidos

Aunque tener un monitor de alta resolución es un buen comienzo, no significa que puedas disfrutar de todo el contenido en esa resolución. Esto se debe a que la resolución de la imagen que ves en tu pantalla también depende de la resolución en la que se grabó el contenido que estás viendo.

En consecuencia, si el vídeo se grabó en 1080p y tienes un monitor 4K, la máxima resolución en la que puedes ver ese vídeo sería 1080p. Por el contrario, si tienes un monitor de 1080p y el contenido de vídeo se grabó en 4K, la resolución de vídeo se limitaría a 1080p. Afortunadamente, cada vez se graban más contenidos en mayor resolución, y los servicios de vídeo en streaming como Netflix ofrecen una gran cantidad de contenidos en 4K entre los que elegir.

Artículo anterior¿Qué es la resolución WQHD?
Artículo siguienteEl mando a distancia de LG no funciona, ¿cómo solucionarlo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here